Regístrate gratis

Publicidad para empresas: 5 estrategias online que no fallan

  • Home
  • Publicidad para empresas: 5 estrategias online que no fallan

La publicidad para empresas es vital para su propia supervivencia. Sólo a través de ella es posible que puedan salir a flote y empezar a posicionarse en el mercado. Y es que no se puede esperar que el “boca a boca” haga todo el trabajo si deseamos que el negocio despegue y crezca. Si esto es lo que quieres para tu tienda online, te presentamos 5 formas infalibles de publicidad que te ayudarán a alcanzar tus objetivos.

5 tipos de publicidad para empresas que no puedes perderte

1. Publicidad display

La publicidad display es una técnica del marketing online que se desarrolla a partir de anuncios en Internet, llamados banners, que pueden incluir cualquier contenido multimedia: texto, imágenes, audios, vídeos, etc. Y es que este formato ha ido evolucionando con el paso del tiempo, pasando de una imagen estática a fórmulas más interactivas que atraen mejor la atención del usuario y aumentan exponencialmente el porcentaje de clics.

Normalmente, estos anuncios se sitúan al principio de la página web o en los laterales, pero todo va a depender del inventario disponible y del presupuesto del anunciante. Sea como fuere, las campañas de publicidad display suelen conseguir mejores resultados que las ubicadas en medios de comunicación tradicionales, por un coste generalmente inferior. Esto hace que sean igualmente adecuadas para empresas de gran tamaño y para pymes. Por si esto fuera poco, también ofrecen una gran variedad de modalidades de pagos online: CPC, CPA, CPM, tarifa plana, etc.

Entre sus ventajas principales destacamos, además de su gran atractivo, interactividad y la oportunidad de establecer el presupuesto que queramos, sus grandes posibilidades de segmentación y el hecho de que son campañas completamente medibles, cuantificables y adaptables a cualquier dispositivo mobile.

Para planificar una campaña de display ads, lo que tenemos que hacer es identificar los objetivos que queremos con la campaña (branding, tráfico, cobertura…), fijar un público objetivo, crear los anuncios de display personalizados para dicho target, delimitar el presupuesto y la forma de puja, y tener en cuenta el abandono, para lo cual puede ayudarte el retargeting.

2. Vídeo display

El vídeo display es uno de los grandes aclamados de 2017 y uno de los formatos multimedia que más ha crecido en los últimos años. De hecho, según el estudio “Inversión Publicitaria en Medios Digitales” del IAB, la inversión en esta modalidad ha aumentado un 42,80% en el último año, pasando de los 48,2 millones de euros a los 68,6. No hay más que mirar al cambio en los hábitos de los consumidores y de la sociedad para darse cuenta de este nuevo giro de estrategia por parte de los anunciantes.

Las principales causas de este auge del vídeo online se pueden concretar en estos tres puntos:

  • Accesibilidad: en 2016 se subieron a YouTube una media de 300 horas de vídeo por minuto. Y es que los avances tecnológicos han democratizado la producción de vídeo, y ésta ya no es una profesión para unos pocos. El aumento de dispositivos móviles también ha hecho que sea posible grabar y subir un vídeo en cualquier momento y desde cualquier lugar.
  • Inventario: la negativa a la utilización de vídeo por parte de algunos anunciantes se debe al precio tan alto que tiene este formato en comparación con la publicidad display. No obstante, los inventarios de vídeo están aumentando cada vez más debido a la demanda del mercado y a los buenos resultados de engagement obtenidos por este formato. Este crecimiento del número de inventarios hará que el precio de la publicidad en vídeo caiga, lo que permitirá acceder a este tipo de publicidad a una mayor cantidad negocios.
  • ROI: el año pasado, YouTube afirmó que el vídeo online obtuvo un 50% más de ROI que la publicidad en televisión, lo cual es un gran indicador para la industria. Puede decirse que, realizado de forma correcta, el ROI potencial de este formato puede ser más alto que cualquier otro.

Y es que, nos guste o no, la capacidad del vídeo para retener a los clientes frente a una pantalla en la que ofrecerle nuestros productos es inimaginable. Además es más compartible y “viralizable”, permite al usuario tener el control de la reproducción en todo momento, crea engagement en redes sociales y nos hace subir puestos en Google.

Quizá la modalidad más innovadora sea el vídeo programático, que impacta automáticamente, a través de un proceso de puja previo, a una audiencia altamente segmentada. Es por eso que este tipo de publicidad aumenta exponencialmente el alcance de la misma, maximizando además el ROI de los anunciantes.

3. Retargeting display

La publicidad no se acaba en el momento en el que un usuario abandona una web. De hecho, menos de un 2% de ellos completa su transacción en la primera ocasión en la que aterriza en la página. Por eso es imprescindible hacer un seguimiento y continuar impactándoles para que acaben finalizando su compra.

El retargeting display se encarga de ello. Es un tipo de publicidad online que intenta recuperar conversiones perdidas a través de anuncios colocados estratégicamente en otras webs a usuarios que ya han demostrado interés en nuestra oferta. Eso sí, es necesario tener cuidado con este tipo de campañas, ya que no siempre se ejecutan de forma adecuada.

Uno de los errores más comunes es mostrar anuncios sin ningún límite de frecuencia. Esto es algo con lo debemos contar siempre, ya que, de lo contrario, es posible que nuestra publicidad sea considerada spam y termine por molestar a los usuarios. Otra equivocación habitual es impactar de nuevo a un usuario que ya ha comprado. En este caso, es muy posible que disminuyan las posibilidades de que dicho usuario vuelva a nuestra tienda a comprarnos, por lo que hay que tratar de evitarlo.

4. Email prospecting

Intentar conseguir clientes a través de email puede ser muy gratificante o increíblemente frustrante. Si lo hacemos bien, cada una de nuestras campañas nos traerá nuevas oportunidades de venta en tan sólo unos días, o incluso minutos. Si lo hacemos mal, nos arriesgaremos a perder nuestro tiempo y esfuerzo y, aún peor, a irritar a nuestros clientes potenciales.

Lo que marca la diferencia es el enfoque, para lo cual hay que seguir unos consejos básicos:

  • Extensión: para que un usuario reaccione a un email, debe leerlo primero. Por eso, cuanto más corto y menos invasivo sea, más probabilidades habrá de que haga clic donde queremos que lo haga.
  • Personalización: si conocemos los intereses y el historial del consumidor, lo aconsejable es apelar a esas circunstancias para ganarnos su interés. De no poder acceder a esa información, lo más óptimo es hacerlo corto, personal y mencionar una situación concreta que “enganche” al usuario a seguir leyendo.
  • Atractivo: muy ligado al punto anterior, lo ideal es abrir el email con un problema o necesidad con la están lidiando los usuarios y que nosotros podemos ayudarles a resolver.
  • Resultados: es recomendable explicar brevemente cómo ayudamos a otra persona a resolver un problema similar. Sin entrar en muchos detalles, la idea es mostrarle al usuario las mejoras que podría experimentar con nuestra oferta.
  • Acción: cuando enviamos un email, normalmente es porque tenemos un objetivo con ello. Por eso debemos enfocarnos en esa meta y hacer girar el email en torno a ella. Ya sea haciendo clic en un enlace, en un CTA, o confirmando un horario específico para una llamada telefónica, tenemos que dejarle claro al usuario la acción que queremos que realice.

5. Publicidad nativa

La publicidad nativa, también llamada native advertising, es un tipo de publicidad que se integra con el contenido natural de la página, de forma que no interrumpe la lectura y navegación del usuario. Así, permite al anunciante estar presente en la publicación de la forma menos intrusiva posible.

Su éxito reside en que deja claro, en todo momento, que lo que está mostrando es publicidad. Pero, para que funcionen realmente los native ads, éstos deben respetar el estilo y formato editorial de la web, ofrecer un contenido interesante, hablar sobre la solución de un problema o una necesidad y presentarlo como 100% responsive (mediante imágenes, videos eCommerce, etc. con los que el usuario pueda interactuar e iniciar un diálogo con la marca).

Este tipo de publicidad para empresas amplía las posibilidades de que un usuario se sienta atraído por el anuncio y termine visitando nuestra página. Y si ese anuncio, además, está bien diseñado y ubicado, genera una mayor notoriedad de marca y, por consiguiente, más visitas.


Si te ha interesado este post, te recomendamos:

E-Commerce, Business Strategy, Increasing Traffic, Customer Retention, Improving Conversions, ROI, Display, engagement, HubSpot, Mobile, Email, Marketing, Video, Retargeting, Prospecting, Ecommerce, pagos online, retargeting display, vídeo display, vídeo programático, cta, Lead Generation, Marketing online, abandono, conversiones, publicidad, publicidad online, Native Ads, email prospecting, native advertising, personalización, publicidad.display, publicidad nativa, publicidad para empresas, vídeo online, vídeos eCommerce

Posted by Laura Mora

Comments

Search

Categorías

Artículos populares